Módulos Temas Día

"La física no fue ni será construida solo por hombres"

"El Premio Nobel de Física 2018 otorgado a la doctora Strickland rompe mitos sexistas", dice Ana Luna de la Universidad del Pacífico.

Donna Strickland

El comité de la Real Academia las Ciencias de Suecia reconoció el aporte de la Dra. Strickland, tras cinco décadas y media desde la última premiación a una mujer en Física. (Foto: AFP)

El comité de la Real Academia las Ciencias de Suecia reconoció el aporte de la Dra. Strickland, tras cinco décadas y media desde la última premiación a una mujer en Física. (Foto: AFP)

(Foto: AFP)

El Premio Nobel de Física 2018 fue ganado por tres eminencias: la canadiense Donna Strickland, de 59 años, la primera mujer en 55 años, –y la tercera en su historia– el estadounidense Arthur Ashkin, de 96 años, y el francés Gérard Mourou, de 74 años. La mitad del US$ 1.01 millón será entregado a Ashkin, mientras que el resto se comparte entre Mourou y su discípula Strickland, por su trabajo conjunto.

Según el Nobel, el trío es premiado porque "revolucionaron la física del láser", generando "instrumentos de precisión avanzada". En detalle, el reconocimiento a dichos profesores se debió al estudio riguroso del Dr. Ashkin de la interacción entre la luz y la materia, que culminó en la invención de pinzas ópticas. Estas últimas “herramientas” permiten atrapar y mover objetos microscópicos.

Esto es posible porque la luz es una forma de energía, que ejerce una presión cuando es absorbida o dispersada en una superficie, y bajo ciertas condiciones, dicha área sentirá una fuerza.

Para ello, es necesario generar radiación electromagnética muy intensa, técnica descubierta por sus colegas, Mourou y Strickland, alumna del primero, a través de la generación de pulsos de luz láser (acrónimo en inglés de dispositivo electrónico que amplifica un haz de luz), previamente estirados, amplificados y finalmente comprimidos, a modo de concentrar en un área pequeña la mayor cantidad de energía posible y así se obtiene la luz láser de pulsos ultracortos de alta potencia, que justamente requería Ashkin para manipular células vivas entre varios propósitos.

Las aplicaciones de este descubrimiento alcanzan a la medicina, la biología y la industria, entre otras. Las operaciones de láser contra la miopía, son ejemplo de sus usos prácticos.

Medio siglo

Es valioso que el comité de la Real Academia las Ciencias de Suecia, reconozca el aporte de la Dra. Strickland, tras cinco décadas y media desde la última premiación a una mujer en Física. Las anteriores fueron dos: Marie Curie (1903) por sus estudios sobre la radiactividad, y María Goeppert-Mayer (1963) por sus investigaciones sobre la estructura interna del núcleo de los átomos.

"Pensé que sería más fácil premiar a las mujeres físicas, (...) espero que con el tiempo las cosas vayan más rápido", dijo Strickland, citada por la agencia AFP.

Casi simultáneamente a este reconocimiento, en una presentación en el CERN, el mayor laboratorio mundial de investigación en física de partículas, el científico italiano, Alessandro Strumia, realizó comentarios sexistas contra la participación del género femenino en las Ciencias Físicas.

Strumia afirmó: “La física fue inventada y construida por hombres, no por invitación”, entre otras expresiones discriminatorias, durante una charla sobre género y ciencias, ante un auditorio con diversas estudiantes de las ciencias exactas y naturales.

Lo positivo es que el CERN inmediatamente suspendió a Strumia por sus inaceptables declaraciones. Desmerecer el talento y trabajo por una cuestión de género es inadmisible: el esfuerzo y las habilidades deben ser reconocidas, puesto que la búsqueda del conocimiento carece de sexo. ¡Aplausos para el Comité del Nobel!

Por Ana Luna
Doctora en Ciencias Físicas, investigadora del CIUP y de la Facultad de Ingeniería de Universidad del Pacífico

Leer comentarios ( )

Ir a portada