Módulos Temas Día

Las mujeres en tecnología siguen admirando a Sheryl Sandberg

En los últimos meses, la marca Sheryl Sandberg ha sido golpeada, y las noticias sobre las fechorías de Facebook –y su papel en ellas– son implacables.

Sheryl Sandberg

Sheryl Sandberg

Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook Inc. (Foto: Bloomberg)

Durante la última década, la reunión de la élite global en Davos ha sido un espacio seguro para Sheryl Sandberg. Sin embargo, este año, apenas saliendo de un 2018 difícil, la directora de operaciones de Facebook llegó a los Alpes a la defensiva, disculpándose una y otra vez por los errores éticos y de privacidad de Facebook. Estuvo notablemente ausente de las principales discusiones sobre igualdad y género de la conferencia; estaba luchando contra un resfriado.

En los últimos meses, la marca Sheryl Sandberg ha sido golpeada, y las noticias sobre las fechorías de Facebook –y su papel en ellas– son implacables. Los cuestionamientos sobre privacidad, piratería electoral en Rusia y ataques a la oposición desagradable dominaron el fin de 2018, y el año nuevo comenzó con nuevos informes de prácticas de recopilación de datos cuestionables que llevaron a Apple a prohibir algunas de las aplicaciones internas de Facebook.

A través de todo esto, los expertos diseccionaron la "caída en desgracia" de Sandberg, los empleados la culparon por los problemas de la compañía y una impresionante caída de las acciones, y sus críticos pidieron su renuncia. El feminismo corporativo perdió adeptos, y la propia falibilidad de Sandberg sembró un manto de duda sobre su proyecto complementario de empoderamiento feminista, Lean In.

Pero hay indicios de que la reputación de Sandberg se está recuperando. La ayuda el hecho de que Facebook no parece estar sufriendo en absoluto: los resultados del cuarto trimestre fueron mejores de lo esperado y las acciones subieron. Tanto la compañía como Lean In aseguran estar comprometidos con el liderazgo de Sandberg, y desde Suiza hasta San Francisco, las mujeres, especialmente las que trabajan en tecnología, están apoyando a la directora de operaciones.

"Todavía la admiro", afirma Annie Hsieh, gerente de ingeniería de Square Root, una compañía de tecnología con sede en Austin. Al igual que más de una docena de mujeres entrevistadas por Bloomberg, Hsieh asegura que no cree que Sandberg actuara de acuerdo con los más altos estándares morales y éticos, pero también sabe lo difícil que es llegar a la cima en el mundo tecnológico. “Ella es humana y no una superheroína. Creo que algunas de las críticas son válidas y muchas otras son injustas".

"No hay una sola organización con la que tenga el honor de trabajar que ya no admire su liderazgo", afirma Patricia Milligan, socia principal de Mercer, una consultora de recursos humanos.

Eso incluye Facebook. Sandberg supervisa directamente las partes del negocio más involucradas en escándalos, como las políticas y las operaciones de contenido, pero la compañía dice que si hay un problema, creen en la capacidad de Sandberg para resolverlo.

"Bajo el liderazgo de Sheryl, ahora tenemos más de 30,000 personas trabajando en seguridad y protección, hemos eliminado cuentas falsas e información errónea, y hemos establecido un nuevo estándar para la transparencia de los anuncios", declaró la compañía.

"Ella ha hecho mucho por las mujeres en la tecnología, no debemos olvidarlo", afirma Gillian Tans, directora ejecutiva de Booking.com. "Se requiere 3 o 4 veces más esfuerzo para que una mujer logre el nivel de éxito que muchas de las que estamos aquí hemos alcanzado. Sin embargo, solo se necesita un error para caer del pedestal".

Muchas mujeres que trabajan en tecnología dijeron a Bloomberg que no les gusta el mensaje de Lean In de "hágalo usted misma" para el empoderamiento de las mujeres. La mayoría de ellas rechazó la participación recientemente informada de Sandberg en el encubrimiento de la interferencia de Rusia en Facebook (de ser cierta).

Pero la mayoría también dijo que la han medido con un estándar injusto, y en general, creen que ha hecho más bien que mal."Ha cruzado un límite", afirma Nancy Wang, gerente senior de gestión de productos en Amazon Web Services. "Pero tenemos que mirar a las personas de manera integral. Lo que ella ha hecho por las mujeres en la tecnología no se le puede quitar".

Es importante comprender cuán raros son los logros de Sandberg. Las mujeres representan aproximadamente una cuarta parte de la fuerza laboral en la computación, pero solo 11% de los roles de liderazgo, según un estudio de McKinsey and Company. Entre esas líderes, nadie tiene el poder o la cartera de responsabilidades de Sandberg. En las compañías de Fortune 500, solo 10% de los cargos como director de operaciones son ocupados por mujeres.

Así que, si bien hay muchos ejemplos de hombres poderosos que registran todo tipo de éxitos y fracasos, Sandberg se ha convertido en representante de todas las mujeres en tecnología. Su propia existencia ha abierto corrientes de financiamiento, según Lisa Falzone, ahora directora ejecutiva y cofundadora de Athena Security.

Falzone comenzó su primera compañía en el 2010, antes de que Facebook se hiciera pública y antes de Lean In, y era difícil conseguir que los capitalistas de riesgo la tomaran en serio. Ahora, dice, las cosas han cambiado, y eso se debe a Sandberg.

"Para que los capitalistas de riesgo den más dinero a las mujeres, debes tener más mujeres exitosas que puedas señalar", asegura Falzone. "Si nunca antes han visto a una mujer exitosa, no van a invertir en ellas".

La propia investigación de Lean In sugiere que la teoría no es la panacea que una vez pensó Sandberg. Las mujeres están pidiendo aumentos con más frecuencia, pero no los están obteniendo. Un 40% de las mujeres en roles técnicos son a menudo o siempre la única mujer en la sala de trabajo y, como resultado, a menudo necesitan proporcionar más evidencia de sus capacidades. También es probable que se asuma que ocupan cargos de menor rango.

Una razón por la que las mujeres se preocupan por el resurgimiento de Sandberg es el interés personal: les preocupa que si ella cae, todas sufran. Irónicamente, la solución, según Stefanie Johnson, profesora asociada de administración en la Escuela de Negocios Leeds de la Universidad de Colorado, en Boulder, es más Sheryl Sandbergs, no menos.

Si hubiera más mujeres en posiciones de poder real, más trabajadoras jóvenes no sentirían que deben aferrarse a su única heroína. Entonces, el mundo podría ver mujeres con una variedad de estilos de liderazgo, buenos y malos, y juzgarlas como seres humanos complejos e integrales, tal como lo hacemos con los hombres.

Tags Relacionados:

Facebook

Sheryl Sandberg

Leer comentarios ( )